CONSOMI EN ISLA: EL RECORRIDO DEL LENTE POR UN CUERPO EROTIZADO

Al taller asistieron fotógrafos, artistas visuales, y personas a fines, los que repasaron la historia de la fotografía erótica desde la perspectiva del cotidiano y la experiencia de Consomi, quien ha expuesto su trabajo en distintas galerías en Chile, Bruselas, Marsella, Barcelona y publicado en redes sociales, plataformas virtuales e impresas como revistas de moda, prensa, libros y fotolibros.

IMG_4261

De manera inédita los amantes de esta tendencia, tuvieron tres días llenos de erotismo y pasión.

El Workshop de Fotografía Erótica, liderado por Andrés Martínez más conocido como Consomi, se desarrolló el 24, 25 y 26 de febrero en el Instituto superior Latinoamericano de Arte (ISLA), donde además se llevó a cabo un conversatorio abierto a la comunidad.

Uno de los objetivos principales de este taller fue adquirir o ampliar el conocimiento del lenguaje estético, manejo técnico y de dirección de retrato de modelos y edición narrativa.

Esta iniciativa consistió en el estudio de los referentes del arte erótico, locales o internacionales ya sea en el áreas de la fotografía, el cine, la ilustración y la pintura. Los inscritos en el taller también practicaron ejercicios fotográficos con modelos.

“El erotismo es intrínseco a la naturaleza humana, está presente en el cotidiano y tiene múltiples manifestaciones e interpretaciones. Alude originalmente al amor apasionado que es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto, junto con la pasión sexual…”, expresó Andrés Martínez.

Consomi ha logrado posesionarse como uno de los exponentes de este género en el país, siendo un referente importante la obra Depto33, donde realizó una gran puesta en escena de más de 120 fotos en distintos formatos en el Parque Cultural de Valparaíso (PCdV).

navigate_before
navigate_next

(Consomi, Depto33)

Dicha obra fotográfica fue nombrada como más importante del año 2015 según el Proyecto Trama/Citylab.

Depto33 es mi caballito de batalla y con el cual trabajé durante 8 años y que tiene contundencia. Es el fiel reflejo de mi vida y mi trabajo, todo está ahí en más de 120 fotografías, las cuales espero seguir aumentando con el paso de los años, ya que este lugar es mi centro de operaciones y donde la magia fluye” aseguró Andrés Martínez.

Sobre su experiencia en ISLA, Consomi agregó que “considero que Antofagasta tiene un potencial único en el país, su multiculturalidad puede ayudar a crear y elaborar nuevas tendencias en la fotografía. Más allá de los resultados me sorprendió el grupo de SACO, por todos los proyectos, por el aporte a las artes en todo nivel, hay una actitud de clan”.

Respecto a la forma de trabajo con el grupo en Antofagasta, Consomi fue claro y enfático ya que le gusta trabajar desde la espontaneidad y a lo natural, evitando el uso de luz artificial y esquemas preestablecidos.

“Lo mío es de la improvisación y jugar con los elementos del lugar, es mi modus operandi, no hago pautas ni nada sólo veo lo que va saliendo en el momento. Además el comportamiento de la luz natural es algo hermoso que hay que saber aprovechar y jugar”, sentenció el profesional.

cof

Por otro lado, el artista asegura que su trabajo se lleva a cabo en lo natural, visceral y crudo, rompiendo un poco con el típico esquema de los actuales movimientos, donde se potencian los espacios y lugares domésticos y donde la belleza femenina toma realce a través de su cuerpo y el contexto de la fotografía.

Sin duda una de las grandes reconciliaciones que ha tenido en el último tiempo Consomi, es volver a enamorarse de la fotografía análoga ya que potencia más su trabajo por ser un formato más nativo y crudo al momento de revelarlo al público.

A eso sumar que sus modelos son su principal fuente de inspiración, debido a que por mucho tiempo trabajó como fotógrafo publicitario de compañías de súper modelos, pero todo esto cambiaría llegando a Chile, ya que este gusto por mujeres top model cambiaría por la naturalidad y la simpleza de una mujer común y corriente.

sdr“A veces ellas transmiten mayor erotismo que una modelo publicitaria, tienen un carisma y encanto especial, cosa que igual me ha traído críticas pero son parte de este trabajo el cual es valorado y que espero que poco a poco más personas participen de esta corriente”, dijo el fotógrafo.

Cabe destacar que esta actividad fue organizada por el Colectivo Resilientes, agrupación antofagastina dedicada a la fotografía, quienes han realizado diversos talleres, intervenciones artísticas y exposiciones en diferentes rincones de la ciudad. Es más para este 2017 ya tienen contempladas diversas actividades para la comunidad.

En representación de Resilientes, el fotógrafo Sebastián Rojas, comentó que “quedamos contentísimos por los resultados obtenidos al finalizar los tres días intensivos de talleres. Como fotógrafos de la región sentimos la necesidad de seguir levantando trabajos para impulsar la fotografía de autor en la Zona Norte, las reflexiones obtenidas con Andrés Martínez durante su estadía en la ciudad son de vital importancia para seguir el camino que estamos construyendo. También estamos muy agradecidos por los fotógrafos que participaron y se comprometieron en ser parte del Workshop, sin su compromiso no hubiera sido posible costear los gastos que significa realizar una actividad completamente auto gestionada. Esperamos poder seguir trabajando con los alumnos y llevar a la materialidad sus trabajos en soportes impresos.

Por otro lado somos críticos en enfatizar la importancia que tiene cualquier tipo de actividad que conlleva la creación de conocimiento y reflexiones en torno a la imagen, debido a la falta de escuelas de artes visuales en todo el norte del país. Sentimos una deuda de algunos colegas por el poco interés en aprender, sobre todo de los autores que se están haciendo un nombre a base del cuerpo femenino y no les interesa tener un discurso y una política de su obra”.

navigate_before
navigate_next

(Registro de proceso, Sebastían Rojas).