SACO2

2ª SEMANA DE ARTE CONTEMPORÁNEO 2013

En 2013, SACO estuvo del 24 de agosto al 1 de septiembre en el Parque Cultural Huanchaca, inaugurando una alianza con la institución ubicada en las centenarias ruinas de una ex fundición de plata que hoy es Monumento Histórico Nacional. SACO2 propuso como tema central un fenómeno particular del último tiempo en el arte contemporáneo: la emergencia de gestiones autónomas en regiones o en zonas periféricas a los epicentros, llegando desde Concepción, Pedro Aguirre Cerda (Santiago) y Córdova (Argentina), respectivamente, los gestores Leslie Fernández y Óscar Concha de Móvil, Ana María Saavedra y Luis Alarcón de Galería Metropolitana, más Jorge Sepúlveda e Ilze Petroni de Curatoría Forense, quienes realizaron conversatorios y un foro general. Desde Antofagasta, se sumó el colectivo anfitrión, SE VENDE, con Dagmara Wyskiel y Christian Núñez.

Los invitados representaban procesos locales puestos en diálogo con el norte, siendo todos proyectos claves dentro de una “escena” de espacios independientes que los últimos años se ha ido tejiendo desde los márgenes, a través de nexos y proyectos conjuntos. SACO daba continuidad a un proceso anterior de encuentros en regiones que han tendido a fortalecer este trabajo en red

Dentro del carácter de clínica de trabajo que tuvo esa semana de convivencia diaria, hubo certeras conclusiones sobre modos de operación comunes, partiendo todos por definirse desde la “autonomía” más que de la “independencia”, al tratarse de gestiones que no funcionan aisladas, sino en base a relaciones “efectivas y afectivas”, según definió Curatoría Forense. El trabajo con artistas y productores de arte ha obedecido a procesos de diálogo y reflexión conjunta, siendo también constante el uso del espacio público u operaciones desde el territorio, así como modos de creación en proceso, o acontecimientos con implicancias sociales.

Se sumaron a las ponencias en SACO, Guisela Munita, artista que ha trabajado con el espacio público y el patrimonio en Valparaíso; y María Esperanza Rock, teórica e historiadora de arte, con una investigación sociológica sobre Quillagua, poblado aymara dramáticamente afectado por la minería y la disminución del caudal del Río Loa.

 

Eje fue además una exposición en el sector Muro Sur del museo, que reunió fotografías, técnicas mixtas y trabajos objetuales de artistas relacionados a SE VENDE en proyectos anteriores, como Fernando Prats (chileno radicado en Barcelona) y Ana Benedetti (Argentina), más algunos jóvenes talentos de Antofagasta, como Francisco Vergara, Camila Díaz y Ariel Velásquez, desde el grupo de fotografía Caballo Loco. Se integró una obra realizada por Wyskiel y la actriz polaca Halina Chmielarz, fruto de una acción en Salinas Grandes, Argentina. Mientras que, en la explanada, se situaron las intervenciones Outdoor Scene, de Guisela Munita, una serie de sacos esparcidos por el descampado que remitían al ámbito de la construcción y llevaban inscripciones con referencias al paisaje; y Juego Mixto, de Wyskiel, una gigantesca pelota de golf inflable, relacionando el desierto con una alusión a la cultura inglesa, o la pequeñez de lo humano frente a la vastedad de lo divino o los símbolos de poder.

La inauguración de SACO fue multitudinaria: cerca de 150 personas asistieron al evento que integró propuestas experimentales, como Análogo, un trabajo con sonido e imagen de Eric Ramos (Coba) y el colectivo Concreción Septaria, más una performance de Jorge Guerrero (Fido) y las bailarinas de Perras Danza.